sábado, 25 de febrero de 2017

Primera visita de Mar: Granada







Es difícil empezar, cuando apenas has podido adaptarte al nuevo horario y tu reloj biológico te pide otra cosa, pero el tiempo urge, no tenemos muchos días y la tarea encomendada es bastante.
Ya se que es un típico tópico, pero como no puedo estar más de acuerdo, me repito:
El mejor legado que podemos dejar a nuestros hijos es la educación, es probable que cuando ellos tienen 7, 8, 12 años o alguno más no entiendan porque nos ponemos un poco cargantes con este tema, pero la realidad es que la educación es lo que puede sacar adelante a una persona, a su familia, a su país y hacer de este mundo una realidad más favorable para todos.
Parece que así estaban de acuerdo los padres y madres de los alumnos becados en Granada Nicaragua. Una reunión con algún que otro tirón de orejas, para no descuidar lo más importante que tenemos entre manos, nuestros hijos, pero sobre todo cargada de agradecimientos...
...Y presidida por una frase, que me quedará siempre en la memoria, de un gran poeta y escritor nicaragüense: 
           
           El libro es fuerza, es valor
           es poder, es alimento;
           antorcha del pensamiento
           y manantial del amor.

                                      Rubén Darío

No hay comentarios:

Publicar un comentario