jueves, 14 de febrero de 2013

UN CORAZÓN ESTRUJADO. CRÓNICA DEL PRIMER DÍA EN EL BARRIO SCHICK


Reunión intensa con el equipo revisando las becas alumno por alumno. La dureza de las circunstancias que viven estos estudiantes te hace valorar la suerte que tenemos algunos a pesar de lo mucho que tendemos a quejarnos cuando cuestiones nimias aparecen en nuestra vida.
Me duele, me enfada, me retuerce las entrañas, me estruja el corazón los casos de abusos a menores, sobre todo por personas cercanas a ellos, que les rompen la vida, se la dejan hecha cachitos y resulta muy difícil recomponer ¿qué ganas de vivir pueden tener? ¿cómo pueden salir de ese círculo? A veces, muchas veces, no hay alternativa o la luz al fondo del túnel no se divisa. Pero no debemos caer en el desánimo.
A pesar de todo hay que seguir trabajando, intentándolo, llevar una luz de esperanza  a ese lío que es su vida.
Porque merece la pena ver como otros, con una vida un tanto arrastrada, difícil, han luchado, siguen luchando y poco a poco se van abriendo camino en esta selva agreste que es su vida, su entorno y su mundo.  Tienen esperanzas, fundadas en el logro alcanzado hasta ahora, para intentar conseguir su sueño: periodistas, ingenieros técnicos o médicos o encontrar un trabajo mejor que el que sus padres tuvieron.







Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Inicio