domingo, 17 de febrero de 2013

SÁBADO 17, PARAFRASEANDO SONRISAS Y LÁGRIMAS


Hoy he llorado y he orado cuando estaba con "Miguelito". Digo su nombre con todo el respeto  que se merece y que algunos quizá por el propio dolor de verlo a diario o quizá por no saber enfrentar esa situación,  han olvidado. 
No soy yo quien tiene que juzgar lo que otros hacen porque no se qué ha sucedido en sus vidas y a lo mejor estaba mejor callada. Los que le conocen me pueden entender. Explicarlo en el blog es como transgredir su dignidad. Solamente os diré que es un joven de 14 años con parálisis cerebral, aunque su diagnóstico no está claro, casi abandonado en una cama y que pasa horas y horas en soledad.
Pero la vida sigue pasando y ahora vienen las sonrisas: ver como Magdalena, poquito a poquito ha construido su casita de 40 - 45 m2, con la ayuda del proyecto de reconstrucción de casas, para evitar que cualquier inundación les arrastre sus cuatro pertenencias: Ver como mantiene su vivienda limpia y recogida a pesar de que en ese pequeño espacio viven 9 personas: ella con su marido y sus 7 hijos. Verla feliz rodeada de su gente... te hace sonreír y oras dando gracias; al fin y al cabo, de esos pequeños momentos de alegría esta tejida la vida de las personas, aunque a veces mezclados con hilos de tristeza. 
En la foto veréis que no es gran cosa, pero para los que la hemos conocido en su anterior covacha de plástico negro y ripios de madera y latón, sabemos que esto es parte de un sueño que empieza a realizarse.
Por supuesto que hay más historias vivas y vividas, pero digamos que quedan en el teclado y la memoria para contarlas en otro momento.
Feliz domingo de descanso a todos desde Nicaragua: Mar Sarmentero






Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Inicio