domingo, 15 de abril de 2012

Gracias Lucila

El viernes a las 16:48 hora local de Nicaragua, falleció la hermana Lucila, después de llevar varias semanas ingresada a consecuencia de un derrame cerebral.
Los miembros de la Junta Directiva de Educo nunca olvidaremos a esta gran mujer que vio nacer y crecer a nuestra asociación.
Tuve la oprtunidad de vivir con ella la primera vez que visité Nicaragua. Fue una experiencia y un año inolvidable. Estaba pendiente de que los voluntarios nos sintieramos como en casa, nos daba consejos para nuestro trabajo, especialmente para mis visitas a las casas de los alumnos becados, que al principio fueron muy duras. No faltó detalle en la Navidades que Claudia, la voluntaria mexicana y yo pasamos lejos de la familia. Recuerdo que ilusión la hizo cuando preparamos las uvas para comérnoslas a las cinco de la tarde viendo la Puerta del Sol en el canal Internacional. En cuanto terminamos, llamó a su hermano en España para decirle que se había comido las uvas en la Puerta del Sol. Y recuerdo a la Hermana Mª Haydeé, a la que también extrañamos mucho, diciendo que era imposible que nos pudiésemos comer todas las uvas.
En cada viaje que algún miembro de Educo ha hecho a Nicaragua, nos ha recibido con los brazos abiertos, se ha interesado por cada una de nosotras, nuestro trabajo, la familia... y por la marcha de la Asociación. Nos ha visto crecer, se ha alegrado con nuestros logros y nos ha animado en nuestros tropezones. Y como siempre, muy pendiente de que estuviésemos a gusto. La última vez que fui, llegué a Granada para la hora de la cena. No recuerdo que había para cenar, pero si que Lucila, sacó un tapper del frigo, donde había guardado un poquito del gallopinto del desayuno porque sabía que me encanta.





Nunca olvidaremos el cariño que nos mostró, ni por supuesto, todo su trabajo por lo más desfavorecidos de Nicaragua.
Sus últimos años los pasó trabajando en el Hogar, donde acompañó a muchas niñas. Os dejamos un vídeo para que conozcáis esta obra.
http://www.youtube.com/watch?v=C18GCioB5kc&feature=share
Hoy desde la distancia acompañamos a todas las hermanas teresianas en Nicaragua y las tenemos presentes en nuestro corazón.
Gracias Lucila por una vida de entrega, por estar a nuestro lado en este camino que emprendió Educo y por hacernos querer a ese pueblo que todas llevamos en nuestro corazón, NICARAGUA.
Estela

Etiquetas:

5 comentarios:

A las 15 de abril de 2012, 14:49 , Blogger Giselle ha dicho...

Gracias, Estela, por lo que compartes y por cómo lo compartes. Un abrazo con mucho cariño

 
A las 15 de abril de 2012, 18:24 , Blogger Claudia Callejas ha dicho...

Gracias Estela por tus palabras, verdaderamente Lucila fue una persona muy especial, una mujer de Dios... sus funerales fueron muy emotivos... y hoy sentimos su ausencia

 
A las 15 de abril de 2012, 23:34 , Blogger Claudia Mercedes Cuadra S stj ha dicho...

EStela, Gracias por tus palabras. Por lo que dices y lo que se lee entre líneas. Neus está aquí y ha compartido este momento, creo que ha sido significativa su presencia. Ahora la veo en la foto que has colgado. Un fuerte abrazo

 
A las 16 de abril de 2012, 0:00 , Blogger BNubia ha dicho...

Gracias por compartir estas hermosas palabras! Se ha ido como se van LOS GRANDES, esas personas, que han sabido HACER SIN DEJAR DE SER, esas personas que han sido otro JESUS en la tierra

 
A las 16 de abril de 2012, 3:07 , Blogger Carla Rocha ha dicho...

Que lindas palabras; definitivamente lo que la Santa sembro en Hna Lucila con sus ensenanzas dio frutos, que quedaran en nosotros para que aprendamos a dar lo mejor de nosotras y parecernos cada dia mas jesus y ser otro jesus en la tierra con hechos como Hermana Lucila, fue entregada, dulce, amorosa, generosa. Definitivamente ejemplo a seguir

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Inicio