lunes, 13 de febrero de 2012

Lo que nadie puede hacer por ti.

Dentro de pocos días los niños y jóvenes becados en Nicaragua recibirán las cartas que Educo les lleva desde España, las cartas que les mantienen en contacto con sus madrinas y padrinos.
En estos tiempos de redes sociales y comunicación virtual, ellos reciben una carta de verdad, de las de papel.
Yo me pregunto qué sentirá cada uno de ellos y qué siente también el que apadrina cuando llega a su casa la contestación, el beso, el dibujo, el agradecimiento sincero de una niña o un niño.
Nos gustaría desde el blog que nos ayudarais los padrinos y nos contéis qué han venido significando esas cartas a lo largo de los años. No podemos reproducir vuestras vivencias. Solo vosotros podéis compartirlas. ¿Podrías escribir un comentario para todos? Quizá para animar a otros a que escriban o a que apadrinen...
Lo que nadie puede hacer por ti.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Inicio